El yoga y el embarazo

prenatal

Hace un par de años me sentí profundamente atraída por el embarazo de la mujer, pues desconocía qué podía hacer o no durante la etapa de la maternidad.
Soy fiel practicante de ashtanga yoga y me preguntaba que asanas serían perjudiciales y cuales me ayudarían afrontar mi embarazo de la mejor manera posible, cómo pasar la etapa de fatigas, cansancio o prepararme para enfrentar un buen parto.
Eran preguntas que me rondaban en la cabeza.
Así que decidí formarme en Prenatal flow yoga, una especie de yoga prenatal con mucho movimiento, muy dinámico.

Casualmente mientras escribía este artículo, esperaba a una amiga para comenzar nuestra clase de los viernes, cual fue mi sorpresa al picar al timbre que me apareció acompañada, pues me comunicó que estaba embarazada!

Me hizo muchas preguntas y sobre todo su principal preocupación era qué asanas podía hacer. A continuación os relato y sitúo, ya que al igual que Carolina, muchas en un principio tienen esa sensación, incluida yo, que pasé por ello sin estar embarazada.

El yoga para embarazadas es genial y muy beneficioso, ya que medida que el bebe se vaya haciendo grande debemos fortalecernos, tonificarnos y relajarnos para ir creando espacio en nuestro interior para su mejor desarrollo, aparte de conseguir un bienestar mental y físico para esta etapa de transición o incertidumbre personal en la que nos encontramos.

Pero no desde el principio del embarazo es aconsejable. Lo dividiremos en cuatro fases:

PRIMERA FASE( 1-16 semana)
Tu cuerpo se esta adaptando a cambios hormonales y el sistema nervioso de tu bebe se está formando, así que cuanto menos te muevas mejor.
La placenta que le da la vida a tu bebe también se está formando así como tu bebe se está aferrando a ella, un mal paso o movimiento y podemos sufrir un indeseable aborto.
En esta fase es aconsejable dejarse llevar por el poder creador femenino en todos los sentidos, pues en cierta manera estamos creando vida, El género femenino somos pura fuente de creación y vida, nunca paramos de crear! así que no te sumas en la desesperación de no poder moverte, ya que puedes hacer muchísimo! Por qué no pintar un cuadro? O porque no poner en práctica nuevas recetas de cocina?.
Podemos meditar o hacer algunos ejercicios de pranayama suave, para así evitar la ansiedad o cualquier sensación de malestar que nos invada.

SEGUNDA FASE(16-34 semana)
Ya la placenta está al 100%, los niveles hormonales se estabilizan y la columna vertebral del bebe se desarrolla, por lo que es el momento de buscar espacio en nuestro interior para su mejor desarrollo.
Aquí es donde comienza la etapa de resistencia y movimiento en nosotras. Asanas de pie y movimiento nos llenaran de vitalidad y aliviarán de las tensiones en la parte baja de nuestra espalda.
Incrementaremos nuestra capacidad respiratoria con la práctica y nos ayudará a llevar un equilibrio entre el reposo, el día a día de nuestra vida y la práctica.
Es la etapa de disfrutar plenamente de tu embarazo pues aun no estás tan pesada y será cuando empieces a sentir las primeras patadas del bebe.
El yoga ayudará a escucharte y estar conectada, tanto con tu criatura como contigo misma.

TERCERA ETAPA( 16-40 semana)
Te sentirás muy pesada y centrada en la idea del parto.
Las clases de yoga se irán combinando entre movimiento, asanas con apoyo, respiración profunda y relajación.
Seguimos tonificando los músculos del suelo pélvico, rotaciones de cadera para así ayudar al posicionamiento del bebe para su llegada a casa.
Debemos mantenernos firmes, con la mente bien abierta, respirar, adoptar una buena postura y no tener miedo.

Depende de como vayas afrontar la hora del parto, deberás prepararte. Pues tendremos que trabajar factores como la resistencia por ejemplo, ya que no sabes cuanto durará. Puede que 3 horas, 6, 10, o 24, quien sabe! solo la naturaleza te guiará, es sabía, no tengas miedo y confía.

FASE POSTNATAL

El objetivo principal es la recuperación de una buena postura. Los abdominales por ejemplo se han estirado muchísimo, por lo que debemos recuperar y fortalecer, al igual que los músculos del suelo pélvico. Céntrate en una respiración profunda con posturas suaves y adaptadas.

Pon en practica la relajación aprendida a lo largo del embarazo para compensar el sueño perdido y adaptarte a la nueva vida que acaba de llegar a casa.

Realmente tenemos que vivir nuestro embarazo como único pues lo es, pero también debemos ser conscientes que es como si fuese una maratón donde tenemos que prepararnos para el día de la carrera final. Lo primero es diseñar un plan de parto y a raíz de ello ir desarrollando las fases descritas anteriormente. Os dejo un enlace donde se describe bastante bien lo que es el plan de parto y los puntos a seguir para su realización:
http://www.serpadres.es/embarazo/parto/que-es-el-plan-de-parto-y-como-se-elabora.html
http://www.crianzanatural.com/art/art96.html

En la primera etapa de gestación, si sufrimos de nauseas frecuentes, se debe a un cambio hormonal y viene muy bien la menta, las infusiones de jengibre y las almendras. Recuerda llevar unas pocas contigo siempre, vallas donde vallas, pues tanto si estás mareada como fatigada pueden ser tu aliada. Durante toda la gestación evita la ingesta de alimentos que contengan gluten y no olvides beber muchísima agua.

Espero que te halla servido este post amiga mía, disfruta de esta preciosa y única etapa de tu vida, respira hondo, confía en ti y los que te rodean.

Om shanti.

Por: Macarena Barea
macarenabarea.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s